Cuidado Dirigido y sus Decisiones

¿Es cuidado dirigido dirigiéndolo a Usted?

Las aseguradoras pueden cubrir terapias a corto o largo plazo, si estas terapias están basadas en evidencia y que a juicio del asegurador sean diligentes.

  • Tratamientos basados en evidencia son los que se han mostrado ser efectivos en alcanzar objetivos específicos usando intervenciones identificables, las que pueden ser duplicadas responsablemente, basados en años de investigación clínica controlada y estudios subsiguientes.
  • Sin embargo, hay muchas modalidades terapéuticas que no se prestan muy bien para tales resultados de investigación formal.  Con frecuencia las terapias no medibles tienen éxito clínico, según la experiencia vivida de los pacientes. ¿Cómo se puede medir el valor curativo de una relación terapéutica segura, que es absolutamente exclusiva para las necesidades de cada cliente? Sólo ese cliente puede juzgar, subjetivamente, si la terapia está funcionando para él o para ella.

La mayoría de las compañías aseguradoras restringen el número de sesiones de terapia que cubrirán, y cuánto le será reembolsado a usted, sin tener en cuenta cuáles son sus necesidades, usando solamente evidencia de estudios de control.  Usted puede encontrar que para obtener la clase de terapia que usted necesita, usted tendrá que tomar diferentes decisiones financieras que lo pondrán a usted en el asiento del piloto, no a su compañía aseguradora.

Interesantemente, hay investigación bien documentada que demuestra que los tratamientos facilitados con hipnosis reducen el tiempo de tratamiento y ahorran dinero.(1)  ¡Cuidado dirigido tiene todavía que reconocer este hecho en su lista de protocolos para tratamiento basado en evidencia!

No importa que clase de terapia o que clase de terapista escoja, usted tiene que sopesar sus prioridades con terapia cuerpo/mente, de la misma manera que usted lo hace con cualquier decisión importante que usted tome.

Pregúntese a Usted mismo: “¿Cuánto me vale mi salud?”

Usted tiene que preguntarse cuánto vale su salud, y si la cobertura de su seguro toma en cuenta adecuadamente sus necesidades.  En algunos casos, si sucede.  En otros, usted puede decidir invertir en su propia terapia pagando de su bolsillo.  Usted tal vez pueda negociar un contracto privado con su propio terapista.

Si usted está o no está asegurado, lo que sea que su contrato de cuidado dirigido diga, yo practico una ecléctica mezcla de terapias basadas en evidencia — a corto y largo plazo. Mi trabajo es reembolsable con la mayoría de las compañías de cuidado dirigido.

MI OBJETIVO ES AYUDARLO A LOGRAR SU OBJETIVO.

MI ALIANZA ES CON USTED.


____________________

David Wark (2008) “What we can do with hypnosis: A brief note,” American Journal of Clinical Hypnosis, 51:1, July 2008.